•  

     eMail

    Llámanos: 686132719     Teléfono

     Calle Real, 18 Castrillo de los Polvazares    Dirección

La Historia de Castrillo

 

 Calle real antiguaCastrillo de los Polvazares es uno de los pueblos más hermosos de la comarca leonesa de la Maragatería. Un pueblo de casas de piedra, varias de ellas blasonadas, propias de tres familias Hidalgas que fue declarado conjunto histórico artístico y que conserva íntegra su arquitectura popular. La piedra y arcilla roja de sus fachadas contrasta con los vivos colores de los portones y ventanas: azules, verdes y blancos. Tonos que descubren un pasado arriero a los turistas que atraviesan la calle Real, columna vertebral de la villa.

Castrillo de los Polvazares se encuentra en las estribaciones del Monte Teleno, a unos cinco kilómetros de la localidad leonesa de Astorga.

Está considerado como el ejemplo más bello de la arquitectura popular de toda la comarca de Maragatería. Una comarca muy relacionada con el gremio de los arrieros siendo Castrillo durante mucho tiempo el pueblo maragato donde residieron los más importantes arrieros cuyas grandes fortunas fueron fruto del transporte y tráfico de mercancías, granos, pescados, aceites, vinos y dinero desde los puertos del Norte, a León, Castilla, Madrid y viceversa.

 

 

 

securedownload-14

 

Una vez más el propio oficio de las gentes ha construido en Castrillo de los Polvazares, y en buena parte de los pueblos vecinos, un conjunto arquitectónico reflejo de su vida. Así, todas las casas, de piedra, barro rojo, teja y paja tienen grandes portalones en forma de arco y rectangulares junto a la puerta de acceso a la vivienda. Estos portones tenían la función de permitir el paso de los carruajes a patios interiores y paneras dondes se guardaban los diferentes granos. 

Lo mismo ocurre con las calles, anchas y empedradas. La amplitud responde también a la necesidad de que circularan los carros. El empedrado evitaba que sobre la tierra se hicieran surcos que dificultaran el paso de los carros y animales.

 

 

Calle Castrillo

 

 

Estas pinceladas arquitectónicas se conservan hoy íntegramente a la perfección y hacen que Castrillo de los Polvazares sea uno de los pueblos españoles mejor conservados y que mayor número de turistas recibe. 

 

 

 

 

 

Calle CastrilloGrandes caserones que levantaron los arrieros y que no desentonan con las nuevas construcciones que han respetado los modelos tradicionales: casas de piedra en mampostería y jambeados de sillería. Elementos que hoy invitan al viajero a recorrer la villa en la que apenas viven doce familias y que hay que visitar a pie. De hecho, la circulación de coches está prohibida para lo que se ha habilitado un aparcamiento a la entrada del pueblo. Hay que destacar, además, que a pesar de la escasa población, Castrillo de los Polvazares cuenta con una importante infraestructura hostelera.

Justo a la entrada del pueblo, todavía queda un crucero de madera sobre un pedestal de piedra. La característica de esta cruz es que cuenta con una capilla colgada justo donde se unen los brazos con el tronco que en su interior conserva un pequeño crucifijo. Estructura que se repite en otros cruceros de la villa y en parte de algunos de los pueblos cercanos, municipios que sirvieron de inspiración a Concha Espina para escribir la Efigie Maragata.